Repartir una herencia puede ser una situación compleja y delicada, especialmente en ausencia de un testamento. En este artículo, explicaremos el proceso de sucesión sin testamento en Argentina, de acuerdo con el Código Civil y Comercial de la Nación, y brindaremos orientación sobre cómo se debe proceder para asegurar una distribución justa y legal de los bienes.

¿Qué es una Sucesión sin Testamento?

El testamento es un acto jurídico mediante el cual una persona dispone de sus bienes para después de su muerte. Sin embargo, cuando una persona fallece sin dejar un testamento, la herencia debe repartirse siguiendo el procedimiento de sucesión “ab intestato” o Sucesión Intestada.

Procedimiento de la Sucesión Intestada

Para obtener la posesión de los bienes hereditarios, los herederos deben iniciar un juicio sucesorio ante un juez civil. Este proceso implica determinar quiénes son los herederos legítimos y cómo se distribuirán los bienes del fallecido. El Código Civil y Comercial de la Nación establece un orden de prelación para determinar los herederos en ausencia de testamento.

Orden de Prelación de los Herederos

  1. Descendientes: Heredan en partes iguales los hijos y, si estos han fallecido, los nietos o bisnietos.
  2. Ascendientes: Si no hay descendientes, heredan los padres del causante en partes iguales. Si uno de ellos ha fallecido, su parte se divide entre sus hijos (los hermanos del causante).
  3. Cónyuge: Si hay descendientes, el cónyuge recibe la misma parte que un hijo. Si no hay descendientes pero sí ascendientes, el cónyuge hereda la mitad de la herencia. Si no hay descendientes ni ascendientes, el cónyuge hereda la totalidad.
  4. Colaterales: En ausencia de descendientes, ascendientes y cónyuge, heredan los hermanos del causante en partes iguales. Si uno de ellos ha fallecido, su parte se divide entre sus hijos (sobrinos del causante).

En caso de que el fallecido no tenga ninguno de los herederos mencionados, los siguientes en la línea sucesoria son los tíos o, en su defecto, otros parientes colaterales de cuarto grado.

Derechos de los Herederos Forzosos

Los herederos forzosos (descendientes, ascendientes y cónyuge) tienen derecho a una porción legítima de la herencia, de la cual no pueden ser privados por testamento. La porción legítima se distribuye de la siguiente manera:

  • Descendientes: 2/3 de la herencia.
  • Cónyuge: 1/2 de la herencia.
  • Ascendientes: 1/3 de la herencia.

Ejemplo de Distribución de la Herencia

Si una persona fallece sin testamento y tiene dos hijos y un cónyuge, la herencia se repartirá de la siguiente manera:

  • Hijos: 2/3 de la herencia, en partes iguales (1/3 para cada uno).
  • Cónyuge: 1/3 de la herencia.

En situaciones donde el fallecido no tiene familiares ni herederos, la herencia se declara vacante y los bienes son enviados al Estado nacional, provincial o la Ciudad de Buenos Aires, según la jurisdicción correspondiente.

Consulta Sin Costo ni Compromiso

Si enfrenta una situación de sucesión sin testamento, nuestro estudio jurídico está aquí para ayudarlo. Ofrecemos consultas sin costo ni compromiso para orientarlo en cada paso del proceso. Contáctenos para asegurar que sus derechos y los de sus seres queridos sean respetados y garantizados.