Consorcios: Explorando la Opción de la Autoadministración

Es frecuente escuchar entre los propietarios de edificios de propiedad horizontal la insatisfacción con la gestión de los consorcios. Deudas acumuladas, reparaciones pendientes y una administración poco transparente suelen ser motivos de preocupación. Ante esta situación, muchos vecinos consideran la posibilidad de asumir ellos mismos la administración del consorcio, buscando proteger el patrimonio de todos los copropietarios y reducir costos.

Los administradores voluntarios son aquellos vecinos que deciden hacerse cargo de la gestión del edificio, cumpliendo con las mismas responsabilidades que un administrador externo, al menos en la Ciudad de Buenos Aires. En otras provincias, aunque no exista la misma formalidad, es importante tener en cuenta ciertos aspectos legales que pueden tener implicancias jurídicas.

El desconocimiento de las normativas y obligaciones legales es uno de los errores más comunes entre los administradores voluntarios. Ser un administrador ad honorem no exime de responsabilidades legales, y la gestión del consorcio debe cumplir con todas las exigencias legales, sin importar quién esté a cargo.

Llevar la administración por cuenta propia es una opción viable con la asesoría legal adecuada. Nuestro estudio ofrece un servicio innovador y completo para brindar tranquilidad al consorcio en su conjunto. La gestión del administrador copropietario será transparente y respaldada por nuestra asesoría legal.

Invitamos a conocer más sobre nuestra propuesta de servicios y a contactarnos ante cualquier duda. Estamos aquí para ofrecer un presupuesto a medida de las necesidades de su consorcio y garantizar una gestión eficiente y transparente.

¿Dudas sobre la administración de su consorcio? ¡No dude en contactarnos! Estamos aquí para ayudarlo en todo momento.