¿Qué dice la nueva ley de alquileres?

La nueva ley de alquileres en Argentina, Ley Nº 27.551, establece límites máximos en los aumentos de alquiler, plazos mínimos en los contratos y garantías para los inquilinos, buscando equilibrar las obligaciones entre ambas partes y proteger a los inquilinos de aumentos desmedidos. Es importante conocer las nuevas disposiciones y cumplir con las obligaciones establecidas para evitar problemas legales.

La Nueva Ley de Alquileres en Argentina, Ley Nº 27.551, fue sancionada en noviembre de 2020 con el objetivo de proteger a los inquilinos de los aumentos desmedidos de los alquileres y garantizar un equilibrio entre las partes en los contratos de alquiler. Esta ley introduce cambios significativos en comparación con la ley anterior, Ley 23091, que data de 1989.

Uno de los cambios más importantes es la extensión del plazo mínimo de los contratos de alquiler. Según la nueva ley, los contratos de alquiler deben tener un plazo mínimo de 3 años, con la posibilidad de prorrogarlo por 2 años más. Esto significa que los inquilinos tienen más tiempo para establecerse en un lugar y no tienen que preocuparse por tener que mudarse cada poco tiempo debido a la finalización del contrato.

En el caso de los contratos de alquiler para vivienda, la nueva ley también establece un límite en el pago de alquiler anticipado, prohibe la firma de pagarés o otros documentos y permite al inquilino realizar reparaciones urgentes y compensar el gasto con el alquiler. Además, el inquilino solo debe pagar las expensas ordinarias mientras que las extraordinarias, cargas y contribuciones deben ser afrontadas por el propietario.

La nueva ley también permite la rescindencia del contrato por parte del inquilino antes de su vencimiento, pero con la obligación de pagar una indemnización equivalente a uno o 1 mes y medio de alquiler dependiendo del momento en que se realice la notificación y se da un beneficio si se notifica con 3 meses o más de anticipación, ya que el propietario del inmueble tiene tiempo suficiente para volver a poner el inmueble en alquiler.

En el caso de contratos para vivienda, el precio del alquiler puede ser ajustado anualmente utilizando un índice elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central. También se establece la obligación de declarar el contrato ante la AFIP, con sanciones en caso de incumplimiento.

En resumen, la nueva ley de alquileres en Argentina introduce cambios significativos para proteger a los inquilinos de los aumentos desmedidos de los alquileres y garantizar un equilibrio entre las partes en los contratos de alquiler. Es importante conocer las nuevas disposiciones y cumplir con las obligaciones establecidas para evitar problemas legales.